Tras el paso de Leslie, que al final no afectó a Cádiz con la fuerza que se esperaba, llega ahora una gota fría: dos borrascas, una que evoluciona desde el Mediterráneo y otra desde el Atlántico, y que provocará situación de inestabilidad en la Península, por lo menos hasta el domingo.

La AEMET ha activado el aviso amarillo por lluvias, en Sevilla, Córdoba, Huelva y Almería.

Málaga y Granada están en alerta naranja.

Aemet prevé para la provincia cielos cubiertos con chubascos y tormentas que serán localmente fuertes, más intensos y persistentes en el litoral, donde no se descarta que sean muy fuertes.

Temperaturas en descenso generalizado, que será notable en las máximas del interior. Vientos de componente oeste, flojos en el interior, disminuyendo a variables flojos por la tarde.

La borrasca atlántica ha entrado este jueves por el suroeste de la Península al tiempo que la mediterránea se acercará por Baleares. Durante la primera mitad del día las precipitaciones localmente fuertes afectarán a Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña y a partir de la tarde, la interacción de las borrascas hará que las precipitaciones se intensifiquen en Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares, donde se espera que sean “localmente muy fuertes y persistentes” hasta el final del viernes.

Protección Civil Bormujos recuerda que es importante extremar la precaución, y ante cualquier incidencia o emergencias alertar al 112 emergencias Andalucía que movilizará los recursos necesarios de de inmediato.